• Minimizar el pago de contribuciones en apego a la normatividad existente.


  • Pleno cumplimiento de las obligaciones fiscales.


  • Atención oportuna de requerimientos y/o auditorias practicada por la autoridad.


  • Recuperación oportuna de saldos a favor.