• Facilitar al contribuyente el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.


  • Modernizar la administración tributaria a través de métodos comprobados de gestión y aplicaciones informáticas.


  • Crea y/o redistribuir las diversas bases de datos que se utilizan en la administración tributaría, así como su interacción.


  • Incrementar el padrón de contribuyentes y mantenerlo actualizado.